¿Es adecuado utilizar contratos temporales para sustituir a personas trabajadoras en periodos vacacionales?

Suscríbete a nuestra newsletter

Y sé el primero en enterarte de todo

Responsable de Tratamiento:

Denominación social: GRUPO ATISA BPO, S.A., (en adelante, ATISA)

CIF: A-80092182

Dirección: Edificio Atisa C/ Trópico 6. Polígono Industrial las Monjas. 28850, Torrejón de Ardoz. Madrid

Correo electrónico: gestionlopd@atisa.es

Teléfono: 91 205 44 00

Finalidad del Tratamiento de sus datos personales:

La finalidad del tratamiento de sus datos personales será exclusivamente el envío de información de actualidad jurídica que pueda ser de su interés a su correo electrónico de acuerdo con su solicitud.

No cederemos sus datos a terceros no autorizados previamente por usted.

Base legal del tratamiento de datos

La base legítima para tratar sus datos con la finalidad de enviarle novedades legislativas es su consentimiento expreso.

Categorías de datos tratados

Datos identificativos: Nombre, apellidos

Datos de contacto: Correo electrónico

Los datos personales solicitados son obligatorios, de tal forma que la negativa a suministrarlos supondrá la imposibilidad de llevar a cabo la prestación de los servicios contratados.

El usuario garantiza que los datos aportados son verdaderos, exactos, completos y actualizados, siendo responsable de cualquier daño o perjuicio, directo o indirecto, que pudiera ocasionarse como consecuencia del incumplimiento de tal obligación. En caso de que el usuario facilite datos de terceros, manifiesta contar con el consentimiento de los mismos y se compromete a trasladarle la información contenida en esta cláusula, eximiendo a ATISA de cualquier responsabilidad en este sentido. No obstante, ATISA podrá llevar a cabo las verificaciones para constatar este hecho, adoptando las medidas de diligencia debida que correspondan, conforme a la normativa de protección de datos.

Tiempo de conservación

Sus datos personales serán tratados con las finalidades informadas mientras usted no solicite expresamente la baja de la presente suscripción. Una vez que solicite la baja, sus datos serán debidamente bloqueados y eliminados de nuestros ficheros de manera definitiva una vez que trascurra los plazos legales correspondientes.

¿Qué derechos tiene el interesado?

Puede enviarnos un escrito a ATISA en Edificio Atisa C/ Trópico 6. Polígono Industrial las Monjas 28850, Torrejón de Ardoz, (Madrid) o a través de la dirección de correo electrónico: gestionlopd@atisa.es En cualquier momento y de manera gratuita, los siguientes derechos:

  • Revocar los consentimientos otorgados.
  • Obtener confirmación acerca de si en ATISA se están tratando datos personales que le conciernen o no.
  • Acceder a sus datos personales.
  • Rectificar los datos inexactos o incompletos.
  • Solicitar la supresión de sus datos cuando, entre otros motivos, los datos ya no sean necesarios para los fines que fueron recogidos.
  • Obtener de ATISA la limitación del tratamiento de los datos cuando se cumpla alguna de las condiciones previstas en la normativa de protección de datos.
  • En determinadas circunstancias y por motivos relacionados con su situación particular al tratamiento de sus datos, los interesados podrán oponerse al tratamiento de sus datos. ATISA dejará de tratar los datos, salvo por motivos legítimos imperiosos, o el ejercicio o la defensa de posibles reclamaciones.
  • Obtener intervención humana, a expresar su punto de vista y a impugnar las decisiones automatizadas a adoptadas por parte de ATISA, en su caso.
  • Solicitar la portabilidad de sus datos.
  • Reclamar ante la Agencia Española de Protección de Datos, cuando el interesado considere que ATISA ha vulnerado los derechos que le son reconocidos por la normativa aplicable en protección de datos.

Desde ATISA estamos comprometidos con el cumplimiento normativo y el respeto de los derechos de los usuarios, así como el respeto a su privacidad, por lo que si tiene alguna duda con respecto a cómo tratamos sus datos personales, no dude en ponerse en contacto con nosotros a través de las vías indicadas.

Medidas extraordinarias de apoyo a la solvencia empresarial frente al COVID-19

Sentencia SOCIAL Nº 983/2020, Tribunal Supremo de 10 de Noviembre de 2020

 El Tribunal Supremo con la reciente publicación de esta sentencia, considera que no se ajusta a derecho la utilización de contratos temporales, para cubrir periodos de vacaciones, licencias y permisos retribuidos de los empleados.

Habitualmente las empresas, durante los periodos vacacionales anuales de sus empleados, utilizan el contrato de interinidad y eventual por circunstancias de la producción, para cubrir estas ausencias.

El alto tribunal determina que esta práctica es fraude de ley. Realmente esto no es algo nuevo, no cambia la esencia de lo que se conocía hasta ahora, nos está recordando y precisando, que es necesaria una exhaustiva concreción de las circunstancias que llevan realizar los contratos temporales.

El contrato de interinidad se regula en el art. 15 c) Estatuto de los Trabajadores, “cuando se trate de sustituir a trabajadores con derecho a reserva del puesto de trabajo, siempre que en el contrato de trabajo se especifique el nombre del sustituido y la causa de sustitución.” y en el art. 4.1 RD 2720/1998 “El contrato de interinidad es el celebrado para sustituir a un trabajador de la empresa con derecho a la reserva del puesto de trabajo en virtud de norma, convenio colectivo o acuerdo individual”.

 

periodos vacaciones

Así mismo, el Tribunal Supremo lo define como aquel contrato de duración determinada, que tiene por objeto sustituir a un trabajador con derecho a reserva de puesto de trabajo, no ajustándose a derecho su utilización, para cubrir supuestos de vacaciones, descansos o permisos, dado que estas situaciones no conllevan la suspensión del contrato con derecho a reserva de puesto de trabajo, sino una mera interrupción de la prestación de servicios.

Por ello, es claro que esta modalidad contractual, no es posible aplicarla para estas situaciones.

El art. 15.1.b) del Estatuto de los Trabajadores, define que se puede realizar el contrato eventual por circunstancias de la producción, “cuando las circunstancias del mercado, acumulación de tareas o exceso de pedidos asó lo exigieran a un tratándose la actividad normal de la empresa.” y el art. 3 del RD 2720/1998 expone “El contrato eventual es el que se concierta para atender exigencias circunstanciales del mercado, acumulación de tareas o exceso de pedidos, aun tratándose de la actividad normal de la empresa.”

Lo que caracteriza esta modalidad contractual es la “acumulación de tareas”, el desequilibrio que se ocasiona entre el trabajo que se ha de realizar y el personal que se dispone, de forma que el volumen de trabajo excede manifiestamente de las capacidades y posibilidades del personal disponible. Esto puede suceder, tanto cuando se trata de aumento ocasional de las tareas, teniendo la plantilla al completo, como cuando, por el contrario, manteniendo la actividad normal, de manera excepcional, se reduce el número de empleados que hacen frente al mismo. Es totalmente lógico entender que nos encontramos ante unos supuestos de acumulación de tareas.

 El Tribunal Supremo, en esta sentencia, no dice que utilizar un contrato eventual por circunstancias de la producción, para cubrir vacaciones, sea siempre en fraude de ley, sino que una mera referencia genérica, a la sustitución de trabajadores en vacaciones, licencias y permisos, sin ninguna otra precisión, como objeto temporal, no justifica la temporalidad. Se hace necesario un exhaustivo detalle de las circunstancias extraordinarias que concurren, personal afectado, vacantes existentes, tareas o funciones que se acumulan durante la época vacacional y que todo esto sea cierto.

Esta sentencia está poniendo el foco en aquellas políticas laborales de contratación, que año tras año, utilizan la contratación temporal, para la sustitución de personal de vacaciones, convirtiendo esta práctica en una actividad periódica y diluyendo su carácter de excepcionalidad.

El disfrute de los periodos de vacaciones, no se puede ver como una situación extraordinaria, es una situación plenamente previsible en el desarrollo de la relación laboral, formando parte de la gestión empresarial a la hora de confeccionar el calendario vacacional y valorar el volumen de plantilla disponible. Las variaciones de personal en estos periodos, es una circunstancia interna a la organización, que no justifica la realización de un contrato temporal al no cumplirse el requisito de excepcionalidad.

Por todo lo expuesto, si la contratación temporal para cubrir vacaciones, permisos y licencias se hace de manera extraordinaria, el contrato adecuado es el eventual por circunstancias de la producción, siempre y cuando su uso no se vea limitado por el convenio colectivo y que se consigne, adecuadamente, la causa que lo motiva y que esta sea cierta. Si no se pudiera probar esta excepcionalidad, cabría plantearse celebrar un contrato indefinido o fijo-discontinuo. De celebrarse un contrato eventual, sin cumplir estas premisas, se presumiría en fraude de ley y el trabajador podrá reclamar la condición de indefinido y en caso de finalización, por llegar a término, se puede calificar como despido improcedente.

Por todo ello, no podemos tomar esta sentencia en términos absolutos, nos obliga a mirar y estudiar cada escenario, para determinar la correcta modalidad contractual.

PUBLICADO POR
Grupo Atisa
Grupo Atisa
Tu partner estratégico en servicios BPO
Novedades

Repóquer de ases para el líder de hoy. Cinco habilidades clave

El administrador y el plazo para el ejercicio de la acción de responsabilidad

Contacta con nosotros

Rellena el siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo.

RESPONSABLE:

Identidad: GRUPO ATISA BPO, S.A.

CIF: A-80092182
Dirección: Edificio Atisa C/ Trópico 6, 28850, Torrejón de Ardoz. Madrid
Teléfono: 91 205 44 00
Correo electrónico: gestionlopd@atisa.es

FINALIDAD: Atender y gestionar sus solicitudes de información

LEGITIMACIÓN: Consentimiento expreso a través de la solicitud del usuario del presente formulario.

DESTINATARIOS:
Sus datos no serán cedidos a terceros, salvo que solicitemos previamente su consentimiento o por razones de obligación legal.

DERECHOS: Usted tiene derecho a ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, oposición, cancelación, limitación del tratamiento y a no ser objeto de decisiones automatizadas, así como a obtener información más detallada sobre el tratamiento de sus datos personales dirigiendo su solicitud a gestionlopd@atisa.es

INFORMACIÓN ADICIONAL: Se puede consultar la política de privacidad de forma más detallada aquí.