La necesidad del compliance o cómo evitar la responsabilidad penal de la empresa

Suscríbete a nuestra newsletter

Y sé el primero en enterarte de todo

Responsable de Tratamiento:

Denominación social: GRUPO ATISA BPO, S.A., (en adelante, ATISA)

CIF: A-80092182

Dirección: Edificio Atisa C/ Trópico 6. Polígono Industrial las Monjas. 28850, Torrejón de Ardoz. Madrid

Correo electrónico: gestionlopd@atisa.es

Teléfono: 91 205 44 00

Finalidad del Tratamiento de sus datos personales:

La finalidad del tratamiento de sus datos personales será exclusivamente el envío de información de actualidad jurídica que pueda ser de su interés a su correo electrónico de acuerdo con su solicitud.

No cederemos sus datos a terceros no autorizados previamente por usted.

Base legal del tratamiento de datos

La base legítima para tratar sus datos con la finalidad de enviarle novedades legislativas es su consentimiento expreso.

Categorías de datos tratados

Datos identificativos: Nombre, apellidos

Datos de contacto: Correo electrónico

Los datos personales solicitados son obligatorios, de tal forma que la negativa a suministrarlos supondrá la imposibilidad de llevar a cabo la prestación de los servicios contratados.

El usuario garantiza que los datos aportados son verdaderos, exactos, completos y actualizados, siendo responsable de cualquier daño o perjuicio, directo o indirecto, que pudiera ocasionarse como consecuencia del incumplimiento de tal obligación. En caso de que el usuario facilite datos de terceros, manifiesta contar con el consentimiento de los mismos y se compromete a trasladarle la información contenida en esta cláusula, eximiendo a ATISA de cualquier responsabilidad en este sentido. No obstante, ATISA podrá llevar a cabo las verificaciones para constatar este hecho, adoptando las medidas de diligencia debida que correspondan, conforme a la normativa de protección de datos.

Tiempo de conservación

Sus datos personales serán tratados con las finalidades informadas mientras usted no solicite expresamente la baja de la presente suscripción. Una vez que solicite la baja, sus datos serán debidamente bloqueados y eliminados de nuestros ficheros de manera definitiva una vez que trascurra los plazos legales correspondientes.

¿Qué derechos tiene el interesado?

Puede enviarnos un escrito a ATISA en Edificio Atisa C/ Trópico 6. Polígono Industrial las Monjas 28850, Torrejón de Ardoz, (Madrid) o a través de la dirección de correo electrónico: gestionlopd@atisa.es En cualquier momento y de manera gratuita, los siguientes derechos:

  • Revocar los consentimientos otorgados.
  • Obtener confirmación acerca de si en ATISA se están tratando datos personales que le conciernen o no.
  • Acceder a sus datos personales.
  • Rectificar los datos inexactos o incompletos.
  • Solicitar la supresión de sus datos cuando, entre otros motivos, los datos ya no sean necesarios para los fines que fueron recogidos.
  • Obtener de ATISA la limitación del tratamiento de los datos cuando se cumpla alguna de las condiciones previstas en la normativa de protección de datos.
  • En determinadas circunstancias y por motivos relacionados con su situación particular al tratamiento de sus datos, los interesados podrán oponerse al tratamiento de sus datos. ATISA dejará de tratar los datos, salvo por motivos legítimos imperiosos, o el ejercicio o la defensa de posibles reclamaciones.
  • Obtener intervención humana, a expresar su punto de vista y a impugnar las decisiones automatizadas a adoptadas por parte de ATISA, en su caso.
  • Solicitar la portabilidad de sus datos.
  • Reclamar ante la Agencia Española de Protección de Datos, cuando el interesado considere que ATISA ha vulnerado los derechos que le son reconocidos por la normativa aplicable en protección de datos.

Desde ATISA estamos comprometidos con el cumplimiento normativo y el respeto de los derechos de los usuarios, así como el respeto a su privacidad, por lo que si tiene alguna duda con respecto a cómo tratamos sus datos personales, no dude en ponerse en contacto con nosotros a través de las vías indicadas.

Medidas extraordinarias de apoyo a la solvencia empresarial frente al COVID-19

El pasado mes de Junio hizo 10 años que se llevó a cabo una de las modificaciones del Código Penal más relevantes de los últimos tiempos y que afectan de manera directa a las empresas, de hecho dicha reforma eliminó de nuestro ordenamiento jurídico penal el viejo aforismo romano “societas delinquere non potest”, según el cual una persona jurídica no podía cometer delitos.

Es a partir de Junio de 2.010 cuando la LO 5/2010 de reforma del Código Penal introduce en nuestro sistema penal una nueva regulación penal, convirtiendo desde ese momento a las personas jurídicas en sujetos susceptibles de cometer delitos y con ello la posibilidad de ser sancionados con penas.

Las personas jurídicas podrán ser consideradas responsables penalmente y condenadas como autoras de un delito en dos supuestos:

  • Cuando alguno de sus representantes legales o administradores de hecho o de derecho, o por los integrantes de un órgano de la persona jurídica autorizados para tomar decisiones en nombre de la persona jurídica o que ostenten facultades de organización y control dentro de la misma haya cometido un delito por cuenta y en provecho de la persona jurídica.
  • Cuando en el ejercicio de las actividades sociales, por cuenta y en beneficio directo o indirecto de la sociedad se haya cometido el delito por empleados de la sociedad, por haberse incumplido gravemente por los representantes legales de la sociedad o administradores los deberes de supervisión, vigilancia y control de su actividad.

Así las cosas, desde la referida reforma el Código Penal establece como medio para que las empresas  queden exentas de responsabilidad penal contar con un adecuado sistema de prevención de delitos y medidas de vigilancia y control, conocido como  “Compliance”.

Iniciado el proceso penal la primera medida por parte del Ministerio Fiscal será precisamente requerir a la empresa para que aporte su plan de prevención de delitos. 

El carecer de este plan le llevará irremediablemente a su administrador a verse sentado en el banquillo el día del juicio y soportar hasta ese momento toda la instrucción del procedimiento, que habitualmente puede demorarse meses o años.

reforma codigo penal

Por lo tanto la implantación de estos programas resultan necesarios no solo para eludir las sanciones que prevé la Ley (multas económicas, inhabilitaciones y pérdidas de ayudas y subvenciones públicas, suspensión de actividades, disolución y cierre de la propia empresa) sino también para evitar el daño reputacional, tan peligroso y quizás una de las consecuencias más dañinas que para nuestro negocio puede suponer la comisión de un delito en el ámbito de la empresa.

Un 86% de los directivos encuestados en un estudio sobre reputación corporativa valoraron el riesgo reputacional como un riesgo mucho más importante que otros riesgos estratégicos, por lo tanto es inexcusable evitar el coste reputacional que se convierte en un coste económico.  

Sabemos por lo tanto que la empresa podrá ser declarada penalmente responsable del delito lo que le puede llevar a la imposición de importantes sanciones, de no ser que acredite la implantación de un programa eficaz de prevención de delitos.

Los planes de prevención de delitos en la empresa (compliance penal) se configuran, por tanto, como la única forma de evitar su responsabilidad penal.

Por otro lado el Compliance Penal, no sólo protege a las empresas frente a la responsabilidad penal, evitando las posibles penas y el coste reputacional, sino que además previene la comisión de delitos dentro de la propia empresa y nos ayuda a mejorar la imagen que proyectamos en la sociedad, y frente a nuestros propios clientes.

Podemos afirmar que el Compliance Penal cumple dentro de la empresa una doble protección:

Protección de cara al exterior

El Compliance Penal previene la comisión de delitos a terceros por parte de trabajadores, directivos y administradores de la empresa, evitando la responsabilidad penal y la imposición de sanciones.

La empresa debe transmitir hacia fuera seguridad jurídica, confianza y tranquilidad.

Protección de cara al interior

El Compliance Penal previene igualmente la comisión de delitos internos en la empresa, como la apropiación indebida y la administración desleal, que no conlleva la responsabilidad penal de la misma, pero sí pueden causar graves daños a la propia empresa, haciendo peligrar la propia subsistencia de la empresa.

Hay un dato significativo: los delitos cometidos en el seno de la empresa, en un 56% se refieren a apropiación indebida y administración desleal a cargo de directivos de la propia empresa, con ésta como perjudicada directa, y en un 44% se refiere a otros delitos donde las víctimas son clientes de la empresa.

La conclusión es que toda empresa, con independencia de su tamaño,  debe tener, como una de sus prioridades estratégicas, la implantación del Compliance Penal para con ello,   primero  autoprotegerse de los delitos que puedan cometerse en la misma empresa de los que resulta la principal perjudicada y que de otra forma en la mayoría de los casos no llegaría a detectar, segundo protegerse y quedar exenta de su responsabilidad penal en los delitos cometidos por sus propios administradores y/o empleados, y por último y no por ello menos importante, proteger su imagen evitando el coste reputacional que supone la pena de banquillo.

Para ello se debe contar con un asesoramiento jurídico especializado tanto para la implantación y ejecución del programa de prevención, como para su seguimiento y control, como el que viene desarrollando Alier Abogados.

PUBLICADO POR
Maribel Vazquez Tavares
Maribel Vazquez Tavares
Socio Director Mercantil y Civil - Senior Corporate & Civil Partner (Alier Abogados)
Novedades

Repóquer de ases para el líder de hoy. Cinco habilidades clave

El administrador y el plazo para el ejercicio de la acción de responsabilidad

Contacta con nosotros

Rellena el siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo.

RESPONSABLE:

Identidad: GRUPO ATISA BPO, S.A.

CIF: A-80092182
Dirección: Edificio Atisa C/ Trópico 6, 28850, Torrejón de Ardoz. Madrid
Teléfono: 91 205 44 00
Correo electrónico: gestionlopd@atisa.es

FINALIDAD: Atender y gestionar sus solicitudes de información

LEGITIMACIÓN: Consentimiento expreso a través de la solicitud del usuario del presente formulario.

DESTINATARIOS:
Sus datos no serán cedidos a terceros, salvo que solicitemos previamente su consentimiento o por razones de obligación legal.

DERECHOS: Usted tiene derecho a ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, oposición, cancelación, limitación del tratamiento y a no ser objeto de decisiones automatizadas, así como a obtener información más detallada sobre el tratamiento de sus datos personales dirigiendo su solicitud a gestionlopd@atisa.es

INFORMACIÓN ADICIONAL: Se puede consultar la política de privacidad de forma más detallada aquí.